Jardinería terapéutica: cómo la jardinería puede ayudarte a sanar.

Jardineria Terapeutica

La jardinería es una actividad que exige trabajo físico y que tiene tu mente ocupada. Estos dos elementos son importantes para lograr mejorar en diferentes tipos de patologías y estados mentales delicados en los que cualquier ayuda es positiva.

“Si quieres ser feliz, sé jardinero”

Hay un proverbio chino que dice que, si quieres ser feliz, deberías ser jardinero. Una vez más, la sabiduría ancestral china da en la tecla, ya que la jardinería es una de las actividades que más influye en el estado físico y emocional de quienes la practican.

No se trata de ser un profesional de la jardinería, sino simplemente de dedicar a esta actividad parte de nuestro tiempo diario. El simple hecho de tener que regar unas plantas o cuidar un huerto son actividades altamente beneficiosas para la salud.

Es cierto que hoy en día nuestras viviendas son pequeñas y resulta complicado encontrar espacio para plantas o jardines. Por eso, queremos darte algunas ideas para maximizar ese espacio.

Dónde practicar la jardinería si no tienes espacio

Lo más habitual cuando hablamos de jardinería es tener plantas en nuestro propio hogar. Esto es sencillo si cuentas con jardín o con mucho espacio exterior, pero, ¿y si ese no es el caso?

Si no tienes espacio en casa, no desesperes. Hay varias opciones para sacar el máximo rendimiento al espacio y encontrar huecos donde no los hay.

Por ejemplo, puedes aprovechar las ventanas y colgar maceteros de manera segura para tener las plantas ahí. Podrás regarlas y cuidarlas diariamente, lo cual ya es una buena manera de usar la jardinería como terapia.

Otra opción es crear minihuertos en el balcón. Si dedicas ese espacio para tener tu propio huerto contarás con comida ecológica y sabrosa sin tener que salir de casa.

Y si no quieres andar buscando rincones en tu hogar, también tienes otras opciones.

Por ejemplo, los huertos municipales. En muchas localidades los ayuntamientos cuentan con una red de huertos que ceden gratuitamente a las personas que quieran encargarse de su cuidado. Es una manera de que la gente esté ocupada y tenga hortalizas de alta calidad.

Tener tu propio huerto es ideal si tienes tiempo, ya que requieren de muchos cuidados. Estarás activo y con la mente ocupada, con lo que sin duda es una buena decisión para cualquier persona.

Beneficios de la jardinería como terapia

Aquí tienes los principales beneficios que ofrece la jardinería como terapia para todas las edades:

1.      Evasión

Uno de los puntos más importantes de la jardinería terapéutica es que sirve a la persona para evadirse. Cuidar de las plantas te exige estar concentrado en lo que estás haciendo, con lo que dejas de pensar en otros asuntos que te preocupan.

Y es que tener la mente ocupada es una de las mejores acciones que se pueden llevar a cabo cuando nos encontramos en situaciones delicadas de las que cuesta salir. Ocupar la mente en algo productivo como la jardinería es aún mejor decisión.

2.      Estado físico

Sin duda, el sedentarismo es uno de los males que más afectan a la salud. Estar todo el día sentado y no hacer ninguna actividad física es muy negativo para tu estado físico.

Por eso, entrar en acción y realizar unos minutos de actividad física cada día gracias al cuidado del jardín es una gran decisión. Si quieres moverte, pero no te gusta andar o ir en bicicleta, tener un jardín propio o un huerto te vendrá fenomenal para estar en forma.

3.      Rutinas

Está más que demostrado que poseer rutinas diarias afecta positivamente al estado de ánimo y evita sentimientos de frustración y depresiones. Contar con un momento diario en el que regar las plantas o cuidar de tu huerto es una forma magnífica de conseguir esas rutinas.

Además, tiene la ventaja de que es algo flexible, ya que no pasa nada si algún día no puedes encargarte de ello. Por lo tanto, es algo perfecto para tener rutina sin ser esclavo de ellas.

4.      Realización personal

Es realmente satisfactorio ver cómo tus plantas y tu jardín en general crecen y se mantienen gracias a tus cuidados. Se trata de algo que mejora la autoestima y la satisfacción personal, aspectos que inciden claramente en el estado de ánimo y en la felicidad en general.

Con todo esto, seguro que te ha quedado clara la importancia que la jardinería terapéutica puede tener para diferentes tipos de personas. Si tienes la oportunidad, sin duda te recomendamos comenzar a contar con plantas y huertos que te sirvan para experimentar todos estos beneficios.

Y si ya cuentas con un jardín y necesitas una ayuda para cuidarlo, en Marose Servicios estaremos encantados de echarte una mano.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *